201504_Marques de Sentmenat_65_bj2

Se trata de una reforma integral de una vivienda con patio interior de manzana, ubicada en la planta baja de un edificio construido en 1940. Debido a que la propiedad tiene como objetivo su posterior alquiler, se parte de unas necesidades genéricas que permitan su adaptación a diferentes unidades familiares.

La reforma contempla la renovación de todas las estancias de la vivienda siendo estas: salón-comedor, 3 habitaciones, baño, cocina, vestíbulo, pasillo y terraza.

Se decide mantener dos de las estancias como dormitorios y se elimina una para dársela al salón y generar un único ambiente de estar-comedor-cocina vinculado al patio. De esta manera el espacio ocupado por la cocina original se unifica en un único espacio con el baño existente. El nuevo baño se diseña diferenciando dos ámbitos, un gran espacio destinado a la ducha y dos lavabos y otro más reducido para inodoro y lavabo, de tal manera que pueda darse un uso simultáneo.

Por otro lado se trata de una vivienda con grandes deficiencias y patologías como la presencia de humedad en sus cerramientos y pavimentos, una gran falta de iluminación debido a las reducidas dimensiones de sus aperturas y una necesidad de renovar por completo las instalaciones. Para ello:

Se decide en primer lugar construir un forjado sanitario que permita ventilar de manera continuada el suelo original en contacto con el terreno, y se llevan a cabo inyecciones cada 10 cm. que eliminan la aparición de humedad por capilaridad.

Se amplían la puerta y las dos ventanas recayentes al patio por nuevos huecos de 1,60m y 2,30m de altura en el nuevo estar-comedor-cocina y un ventanal del mismo ancho, con lo que se mejora notablemente la iluminación y ventilación. La transmisión de las nuevas cargas al terreno se resuelve a través de refuerzos en el muro de cimentación y se realizan 3 apeos con perfiles IPE 140 que quedan absorbidas en el espesor del muro de carga.

Se eliminan falsos techos recuperando la altura libre de 3,78 m para dar protagonismo al forjado de revoltón y vigueta metálica, si bien en baños se coloca un falso techo registrable a una altura de 3 m, donde poder albergar una instalación de aire acondicionado.

Los pavimentos se resuelven en 3 materiales porcelánico en la banda al patio, hidráulico en baños y dormitorio interior y parquet laminado en pasillo. Las paredes se enfoscan y pintan en blanco y se coloca un revestimiento porcelánico en las paredes colindantes a la vivienda vecina, conformando una L, con la finalidad de disminuir la aparición de humedades y aumentar el aislamiento acústico.

 

En el patio se han llevado a cabo mejoras con la finalidad de sacar las aguas de la vivienda aumentando las pendientes y colocando una canal de 1,20m para la recogida de aguas, se ha superpuesto un nuevo pavimento de cerámico y se ha procedido a adecuar la jardinera y ambientarla con iluminación.

La obra se ha llevado a cabo en dos fases, con un total de 6 meses.